Ivana Besevic comenzó a dibujar con 5 años y desde entonces no ha podido dejar de crear y pintar todo aquello que llamaba su atención conformando una realidad interior difícil de clasificar. Sus pensamientos y todo lo que llama su atención es recogido primero en una libreta para más tarde formar parte de su proceso creativo. Multicultural, de origen serbio, y a viviendo entre belgrado y París, mezcla con maestría el arte tradicional con herramientas digitales.

Entre sus influencias destacan los trabajos de Craig Mullins, Jaime Jones, Jenny Saville, Frank Frazetta y Egon Schiele entre otros.

 

 

Podéis seguir el trabajo de Ivana Besevic en su web, Instagram, Facebook,tumblr, LinkedInArtStation y comprar alguna de sus creaciones en Redbubble.