He estado probando últimamente un altavoz portátil para nuestro reproductor mp3 o smartphone que nos hizo llegar la gente de sorprendele.com, una tienda online especializada en todo tipo de regalos originales.

El altavoz tiene un diseño que imita al clásico amplificador para guitarra eléctrica Marshall. Externamente su aspecto es casi igual que el original: una caja muy sólida y de diseño retro/neutro que no desentona con nuestro escritorio. Su tamaño es más que aceptable (12cm de ancho, 10 cm de altura y 7 cm de fondo) e incluye tres diales con los que poder regular el volumen, los graves y los agudos. Algo que me ha sorprendido gratamente porque podemos ajustar los niveles según nuestros gustos y preferencias con solo hacer un par de movimientos.

altavoz-mini-amplificador

Este minialtavoz puede ser conectado a nuestro reproductor mediante un cable de audio o puerto USB y basta con encenderlo para disfrutar de todo su potencial. Resulta impactante, para su precio, no solo por la calidad del sonido y volumen sino cómo vibra si acercas la mano. Literalmente puede hacer temblar la mesa a poco que hagamos uso de un volumen alto.

La potencia del equipo es 3W. No es gran cosa, dentro de lo normal dentro de este tipo de productos, y puede ser suficiente para cubrir una pequeña habitación ya sea colocado en una estantería, sobre la mesa, al lado del monitor o pantalla: todo es cuestión de hacer pruebas y ver la mejor orientación para lograr el mejor sonido. Debido a sus dimensiones, también podemos llevarlo a cualquier de la casa o del exterior. No pesa demasiado y cabe en cualquier maleta. Sinceramente, luce mucho plantarse en la playa, a la sombra de los arboles, con un minialtavoz con este diseño.

Como pequeño fallo no cuenta con batería propia sino que necesitas 3 pilas AA aunque si tienes una Powerbank puedes conectarlo por USB para que funcione sin problemas durante horas.

Su precio es muy asequible, pudiéndolo encontrar en la tienda por 29,95 euros.